Reviews (Thoughts From A Stone)

Subscribe to our mailing list

* indicates required
Email Format

Source: https://metalobscura.com/critica-coma-cluster-void-thoughts-from-stone-2017/

"I dare to say that something similar has never been heard in the broad context of metal ... Be clear: this is one of the best works you can hear this year. Do not miss the hype."

Coma Cluster Void, para mi, pasó de ser el grupo en el que cantaba Mike DiSalvo (ex-Cryptopsy) a ser un complejo ente musical multicultural e internacional que agrupa los músicos contemporáneos más interesantes y rompedores de los últimos tiempos. Sólo tuve que escuchar unas cuantas miles de veces su debut Mind Cemeteries para darme cuenta.

Su propuesta es atípica y complicada de describir. Disonancias, tempos enrevesados, letras evocadoras, y, sobre todo, un ímpetu por traspasar límites nunca antes rebasados. Me atrevo a decir que nunca se ha escuchado algo parecido en el amplio contexto del metal.

Thoughts From A Stone continúa la historia tras Mind Cemeteries del personaje The Iron Empress a través de la frase “Through dead we part”, la cual se escuchaba justo al final  de su primer disco. Esta vez experimentaremos el horror sónico a través de una única canción de casi 22 minutos. Un planteamiento nada habitual del que Gorguts, por ejemplo, hizo uso el año pasado mediante su Pleiades’ Dust. Aunque con una diferencia. No cabe duda de que Gorguts lanzó un gran disco que recibió estupendas críticas, pero, a pesar de lo que yo mismo dijera en su día, no suena como una sola composición. Coma Cluster Void, sin embargo, ha conseguido crear una obra que se siente como única. Una verdadera canción que se expande, evoluciona, te absorbe y secuestra del mundo real durante 22 minutos.

Y esto se experimenta desde el primer momento, cuando, tras una narración por parte de Genevieve DiSalvo, se desata una implacable trituradora formada por una aplastante base rítmica de Sylvia Hinz y Chris Burrows adornada por las siniestras disonancias de John Strieder, dando forma a esta sobrecogedora obra. Acaba de iniciarse una asfixiante y terrorífica atmósfera que nos acompañará a lo largo de Thoughts From A Stone.

Sin embargo, Coma Cluster Void no se limita a repetir la fórmula de su primer disco. La complejidad y excelencia compositiva ha aumentado. Las capas musicales se han incrementado y enriquecido entre sí. Además, esta nueva iteración contiene unos cuantos momentos inéditos hasta ahora, como las voces mezzosoprano de Sylvia Hinz que se transforman en un grito, abriendo el camino a las rugientes voces de Genevieve y Mike DiSalvo, turnándose entre ellos para desatar el mismísimo infierno bajo los blast beats de Chris Burrows.

Morded un palo antes de llegar a la sección final de Thoughts For A Stone para evitar un desprendimiento de empastes bucales. Escucharéis un ritmo lentísimo, denso como el núcleo de una estrella, salpicado por las voces ultra guturales de Austin Taylor y del invitado Anthony Lipary(Thoren). En los últimos segundos volveremos a oír la flauta de pico bajo de Sylvia, quizá os suene la melodía. Es la misma que abría Mind Cemeteries. Recordemos ahora que el final de éste se enlaza con el principio de Thoughts From A Stone. Ambos detalles crean conceptualmente entre los dos álbumes un bucle infinito inesperado y apabullante, una especie de paradoja temporal.

La producción y sonido del álbum, cortesía de John Strieder y sus Magma Studios, es increíble, suena incluso mejor que el debut. El muro sónico que genera Thoughts From A Stone podría poner a prueba la estructura de un edificio de hormigón armado. Algo que me ha encantado es que se nota una mayor presencia del bajo, un gran acierto. Aumenta la viscosidad del producto final, y nos permite deleitarnos más fácilmente con el instrumento.

Una auténtica maravilla este trabajo de Coma Cluster Void que supone otro giro de tuerca en su carrera. Se están convirtiendo en unos revolucionarios, en los responsables de que, dentro de un tiempo, el death metal tal y como lo conocemos trascienda hacia otros terrenos inexplorados pero no menos contundentes. Thoughts From A Stone os fagocitará durante 22 minutos, no dejándoos escapar hasta que termine. Tened claro que este es uno de los mejores trabajos que podréis escuchar este año. No os lo podéis perder.