Reviews (Thoughts From A Stone)

Subscribe to our mailing list

* indicates required
Email Format

"Here lies the gold: a band that doesn't make it easy and is not about brutality or technique, even if it carries both implicitly."

Source: http://www.rtmbmusic.com/2017/10/resena-coma-cluster-void-thoughts-from.html

La esquizofrenia del grupo desatada.

  • Genre(s):
  • Technical Death, Math Metal, Avant-Garde
  • Release Date:
  • 13 / Oct / 2017
  • For Fans Of:
  • Gigan, Car Bomb, Gorguts
  • Links:
      
Antes de terminar el 2016, el colectivo internacional Coma Cluster Void declaró que tenía preparando el EP Thoughts From a Stone para ser publicado este año y claro, después de haberlos conocido con el semejante debut Mind Cemeteries todo se podía esperar, así que el entusiasmo de muchos venia asegurado, pero hubo silencio de parte de la banda en el transcurso de meses, ayudando a que las ideas planteadas en el primer álbum se asentaran y el torbellino de sonidos fraguara a su debido tiempo. Sin mucho alarde, los primeros días de septiembre dieron la fecha exacta a la par de anunciar la noticia de haber firmado con el sello Translation Loss Records. 

A pocos días de que se cumpla ese plazo, estoy de nuevo tratando de concientizar algo de la propuesta que ellos hacen y de explicarlo lo más claro posible, entonces, sin más preámbulo vamos de lleno a garraspar lo que tenemos aquí. 


No olvidemos que es un grupo de propuesta al cual le tomó apenas un álbum elaborar a plenitud la pauta que los definiría entre el resto del death metal técnico, pues aunque no lo parezca a simple vista, el memorizar la estructura anti-natural de sus piezas requiere no solo de agallas y habilidad, sino de mucho conocimiento teórico. Después de crear algo así, fácilmente pudieron repetir esa línea y mantener a sus seguidores contentos, pero esa no es la marca que quieren hacer, lo que ellos buscan es escarbar cada vez más en los rincones de la mente humana y sacar a relucir lo retorcido que se esconde en la cabeza de todos nosotros. 

Coma Cluster Void evita a toda costa plasmar su complejidad por medio de velocidad o melodía, en cambio con ella se enfoca en infligir tanta confusión en el escucha como les sea posible, para llevarnos a estados de inquietud y malestar desconocidos, tanto, que a la mente no le quede más remedio que aferrarse a las paredes de lo convencional y crear cierto rechazo a su estilo incluso para quien se dice explorador de sonidos antiestéticos. Ahí es donde se encuentra el oro, con una banda que no la pone nada fácil y no se trata de brutalidad o técnica aunque la lleve implícita. Thoughts From a Stone es eso, lleva la maquinaria pesada de su primer álbum hasta lo profundo, así que sí, vale mencionar que las cosas se ponen más locas, los intensos 22 minutos que lo forman son la dosis adecuada para mantenerte al borde de la cordura y no sobrevender la experiencia. Como en cualquier sustancia disociativa, los viajes que más valen la pena se disfrutan en la menor duración. 


Demos un vistazo rápido a las portadas y analicemos lo que ambas sugieren si lo llevamos al campo sonoro. Tenemos al mismo personaje presente en esta portada siendo situado en otro contexto; en Mind Cemeteries la figura se ve de frente, saliendo de un vórtice, acercándose indefensa a un lugar rodeado de formas poco definidas, una fuerza invisible parece empujarla a seguir y ella, oponiendo algo de resistencia (o desconfianza) postrando sus brazos atrás y hacia abajo. Thoughts From a Stone es lo opuesto, la muestra de espaldas, avanzando a brazo abierto, entregándose dispuesta y sin nada que temer mientras visualiza de frente un plano ajeno al nuestro lleno de fractales. En otras palabras, esta es una invitación muy clara al sonido que nos querían mostrar y al que debíamos llegar, pero antes había que quitarnos el miedo a lo desconocido. 

Encontrarás que es una secuela directa y también un proceso conceptual cíclico. Thoughts From a Stone continuando donde Mind Cemeteries terminaba y también culminando donde el otro comienza; es un proceso ambivalente de ida y vuelta en repetición constante, así que las comparaciones no solo están permitidas sino que son necesarias. Hay familiaridad en ambos trabajos conservando las bases rítmicas que cimentaron, pero esta ocasión se respira mayor seguridad en el desarrollo de la locura y eso solo llega con el conocimiento previo que tuvimos hacia su propuesta, pues a pesar de la similitud en ambos habría sido difícil aceptar esta segunda parte como primer acercamiento dado que el hilo que sostiene la narrativa es todavía más descontrolada. 

 
La progresión en el EP es evidente, la apertura es la transición entre atmósferas disonantes y la similitud de tiempos y ritmos del trabajo pasado, conforme avanza al tercer track se fractura cualquier parecido y se descubre la repugnancia a todo color. Intervienen elementos de ruptura muy marcados entre capítulo y capítulo, si alteras el orden estarías perdiéndote de una continuidad clave en el poco espacio de comprensión que deja disponible el trabajo. De repente veremos a la batería divagar durante buena parte, insertando remates y platillazos a dispar de lo demás que perturban el trance y desafían nuestra capacidad de concentración. La instrumentación en general se percibe primitiva, desapegada de cualquier noción de cohesión entre cada parte del ensamble, cada integrante parece pensar independiente de lo que el otro hace y el avance es más suelto en el empuje hacia el clímax de cada track, por ello aumenta su grado impredecible en el recorrido. 

Tan arriesgado como es Thoughts From a Stone y la evolución que muestra Coma Cluster Void, no puedo evitar sentir que algo faltó. Me habría gustado encontrar un poco menos de rigidez en la estructura, hacerla menos estudiada en la partitura, aunque de momento no sabría ni explicar si a eso me refiero, quizá sea algo que la banda defina en la tercera entrega. Para fines de una mera conclusión basta con decir que esto es la esquizofrenia del grupo desatada.

9 / 10